Tomar conciencia del estrés

Tomar conciencia del estrés

El estrés es un mecanismo de defensa que se pone en marcha ante una situación percibida por nosotros como amenazante. El estrés estimula, te pone en acción, por lo tanto el estrés en si no es negativo o malo.

Imagínense un neandertal caminando por la selva en busca de algún animal para cazar; de repente en su camino se presenta un mamut con cara de pocos amigos, éste le mira y se dirige a paso firme hacia el hombre; a causa de esa situación, que él interpreta como peligrosa, en su cerebro suena la alarma del estrés, esta alarma ejecuta la acción necesaria para combatir o evadir la amenaza: Se movilizan todas las reservas del organismo, la respiración se acelera y se hace más profunda y por esta acción los pulmones aportan más oxigeno a la sangre; el hígado, encargado de servir como deposito del azúcar de la sangre,  en este momento la libera en grandes cantidades hacia el corriente sanguíneo para darnos un extra de energía; las glándulas suprarrenales también aumentan su producción vertiendo sus secreciones para estimular al corazón, el cual aumenta también su bombeo; en los órganos de la digestión algunas arterias se contraen disminuyendo la sangre en estas zonas, esto permite que los músculos de  las extremidades tengan la sangre que necesitan (si estamos en peligro no pensamos en comer, sino en correr o luchar), esta sobrecarga de energía ayuda a nuestro neandertal a evitar el desastre, ya sea huyendo o luchando contra su atacante. El neandertal sale ileso gracias a la activación del estrés.

Esto nos puede dar una idea de porque nuestro estrés no es positivo. Hoy en día no existen los mamuts, y por suerte hay pocas amenazas parecidas a nuestra historia, pero seguimos padeciendo estrés y además negativo.  La razón es que las personas, a diferencia de los animales, tenemos un cerebro más evolucionado y capaz de imaginar y crear amenazas no reales. Y este hecho nos puede llevar a tomar decisiones o acciones poco acertadas o en el mejor de los casos, a padecer un estrés negativo que nos agote en cuerpo y mente. Estresores imaginarios como: Hoy mi jefe no me ha saludado, me querrá echar? Me ha salido una mancha en la piel, y si tengo cáncer, y si muero?  Estoy en el paro, y si nunca encuentro trabajo? Tengo una llamada del banco, y si estoy en números rojos?  Estos pensamientos nos llevan a sentirnos mal, estar nerviosos y por lo tanto a no hacer las cosas bien o no tomar las decisiones adecuadas; a causa de ello: hacemos mal nuestro trabajo porque estamos preocupados, no vamos al medico por miedo a que me den una mala noticia, entro en apatía porque me frustra no encontrar trabajo, etc. La solución está en nuestra mente, buscar la forma de evitar o transformar estos pensamientos que no solo no son útiles, sino que son nocivos para nosotros.

Practicar esta regulación de pensamientos, más adelantes os facilitaremos estratégias.

Written by

1 Response to "Tomar conciencia del estrés"

  1. Maria del Olmo dice:

    Aviat nou article amb tècniques per evitar els pensaments no útils.

Comenta