El coaching se basa en ayudar a la persona a aprender y ser consciente de sus habilidades y potencialidades . Por lo tanto se pretende incentivar la generación de nuevos pensamientos para introducir cambios en las acciones del cliente.

El coaching enpodera a la persona, haciendo que salga adelante sus proyectos y varíe la actitud frente a las cosas.

El proceso de coaching lo comparten cliente (coachee) y coach; comparten conversaciones y silencios, pensamientos transformadores que permiten cuestionarse, descubrir, aprender y encontrar por sí mismo la manera de lograr el reto, sin consejos ni sugerencias ni direccionalidad por parte del coach. (Lascaray & amp; Bayón, 2009)

El trabajo de un coach consiste en enseñar el camino . El coach es el guía, el indicador, lo que marca las pautas, porque con esta disciplina la única experta es la persona. Por lo tanto el coach nunca le dirá lo que tiene que hacer, sino que le ayudará a descubrir lo que realmente quiere. El coach le da poder a la persona. (Diez, 2007)

El coaching trata de fomentar la conciencia

No hace falta saber hacer algo para ser capaz de hacerlo. Aprendimos a caminar, a correr, a montar en bicicleta y jugar a la pelota sin que nos dieran instrucciones.

Como apunta Cubeiro (2011), diversas investigaciones han demostrado que las posibilidades de conseguir el logro de un objetivo sin ningún tipo de apoyo profesional con quien dialogar se reducen al 10% de los casos, mientras que el acompañamiento de un coach profesional, experto y bien preparado aumenta el porcentaje de éxito en el 85% de los casos.

Si deseas tener una primera visita con nosotros, no dudes en poner-te en contacto: aquí

Equipo de Coachs

  • Maria del Olmo
    Socia-fundadora de Táctica360º Formadora Coach Técnica en Animación Sociocultural...
  • Oscar Becerril
    Socio-Fundador Tàctica360º Formador Diplomado en Relaciones Laborales Técnico Superior...